Skip to content

Posts tagged ‘USB’

26
Apr

Se acerca el fin de los diskette de 3.5″ sin un buen reemplazo

A pesar de que desde hace ya unos años los computadores no traen integrada una unidad lectora de disquete de 3.5″ como antes era normal, al día de hoy existen varias personas que utilizan en sus labores cotidianas este tipo de unidades. Y al analizar su utilidad y funcionalidad realmente no resulta tan sorprendente, si se piensa en que no existe un dispositivo que haya suplido realmente la utilidad que tenía este disquete. Cuando los disquetes más grandes desaparecieron, esto era de esperarse, pues los nuevos disquete o ‘Floppy Disk’ no sólo tenían un mayor espacio de almacenamiento, sino que también eran más pequeños, cómodos y funcionales.

Floppy disk: disquete de 3.5 pulgadas

Sin embargo hoy en día no existe algo que reemplace realmente al Floppy Disk. Si lo que necesitamos es almacenamiento para archivos personales, pues normalmente utilizamos memorias USB o bien un CD o DVD, bien sea o no regrabable o reescribible. Pero la gran ventaja del Disquete de 3.5″ era que, debido a su bajo costo, podíamos utilizarlo para entregarle un archivo a otra persona sin preocuparnos por los costos que eso traía. Por eso servía para entregar trabajos, informes, proyectos y demás. Esto, sumado a la facilidad con que podíamos agregar, elminar o modificar archivos, nos daba una gran capacidad.

Por lo tanto tenemos dos ventajas en un dispositivo: bajo costo, y facilidad para modificar el contenido. Estas dos ventajas no las reúne ningún dispositivo de almacenamiento de hoy en día. Si observamos el costo, pensamos: “Pero bueno, un CD es hoy en día mucho más barato que un Disquete”. Claro, pero perdemos la segunda ventaja. Sencillamente no podemos modificar los archivos, borrarlos, o usar varias veces el mismo CD. Para esto tenemos que utilizar un CD-RW o reutilizable, que aumenta el costo, y aún así es bastante limitado frente al Floppy.

La memoria USB tiene esta facilidad, pero su costo es enorme frente al del Floppy. Aunque para su costo el beneficio es mucho mayor, no vamos a regalar una USB cada que entreguemos un proyecto, a menos que sea esporádico y queramos darle un toque de elegancia. Pero no es algo que pueda usar un joven para entregar sus trabajos de la universidad, o una persona para pasar, por ejemplo, un diseño a cada cliente. Para esto necesitará el CD, y sacrificará la facilidad de su manejo.

En fin, no es que no existan alternativas. Lo que sucede es que ningún dispositivo actual reemplaza esta gran funcionalidad que se tenía con el Floppy. Sony ha anunciado que dejará de producir estos disquetes. Y hace años que las Board de los PC no traen unidades de lectura. Se necesita algo que reemplaze este disquete pronto. Algo como una USB con una capacidad mínima y un costo mínimo, o algo como una tarjeta SD de bajo costo. Esperemos que las grandes compañías de tecnología tengan una buena idea, y que la tengan pronto, porque hoy en día los laptop, los Tablet y demás vienen sin unidad de CD.